Generaciones trans.

Ilustración de Kien y ke

Muchas personas tienen suposiciones sobre lo que significa ser transgénero, pero no se trata de una cirugía u orientación sexual, ni siquiera de cómo nos vestimos. Es como nos sentimos por dentro.

 

Cuando nacimos el o la profesional de la salud encargada dijo: “Es niño” o “Es  niña”.

Asignar nuestro sexo se sustenta en la biología: cromosomas, hormonas y anatomía. Pero la identidad de género y el ser hombre, mujer o ambos, no siempre coincide con  nuestra biología. Las personas transgénero  solemos decir que “se nos asignó un sexo que no es fiel a quienes somos”.

Muchas personas tienen suposiciones sobre lo que significa ser transgénero, pero no se trata de una cirugía u orientación sexual, ni siquiera de cómo nos vestimos. Es como nos sentimos por dentro.

“Se necesita mucho coraje para romper la norma de la cultura de que el género es binario”, dice Helen R. Friedman, PhD  en psicología clínica “La verdad es que el género existe en un continuo”. Es decir, hay muchos intermedios.

La transición de las personas para ser ellas mismas

Cuando las personas que no nos identificamos con el sexo asignado al nacer hacemos cambios para lograr coincidir con el género en el que nos sentimos acorde, se llama transición.

Muchxs cambian de ropa, cabello y nombre. Otros usan hormonas o cirugía para modificar su aspecto y lograr el cambio deseado.

“Varía mucho de persona a persona, y no hay un patrón establecido”, dice Michael L. Hendricks, PhD, psicólogo clínico estadounidense que trabaja con pacientes en transición.

Las personas trans pueden ser heterosexuales, homosexuales, lesbianas o bisexuales

“La identidad de género es el género con el que te identificas”, dice Friedman. “La orientación sexual es el género que te atrae”.

Nunca debes dar por hecho que una persona trans es gay o lesbiana. No tiene nada que ver con el tipo de personas hacia las que tienen sentimientos románticos.

Decir que eres trans, un proceso intimidante

Cuando las personas transgénero decidimos contarle a otros sobre nuestra identidad de género, algunxs solemos decirle a este acto “salir del clóset 2”. Es una revelación de la verdad, a alguien que confías y quieres. 

Quizá muchas veces las reacciones no sean las que esperas pero es un gran paso. “Algunas personas son de apoyo inmediato. Otros pueden necesitar tiempo para procesar las noticias antes de que puedan entender cómo se sienten al respecto”. Y algunos pueden nunca aceptar. 

Muchas personas de diferentes generaciones son trans

Aunque algunas personas piensan que pueden ser transgénero en la infancia, algunas no se dan cuenta hasta que son adolescentes o adultos. Puede ser común que alguien salga como transgénero después de haber tenido hijos y un hogar estable. Pueden sentir que no podían expresarse antes, o no se dieron cuenta de que eran trans hasta en una edad avanzada..

No todxs lxs niñxs que cuestionan su género se convertirán en adultxs trans. “El género es un poco más fluido en la infancia, y la pubertad aclara muchas cosas”, dice Hendricks. “Respete los pensamientos de un niño y brinde amor y apoyo”. No insista en que “actúen como un niño” o “actúen como una niña”.

El transgenerismo no es una enfermedad mental

Muchas personas creen que la orientación sexual diversa es una enfermedad mental. “Muchxs trans están deprimidxs o ansiosxs o se vuelven socialmente aisladxs, pero a menudo es el miedo a que los seres queridos les rechacen (o ya lo hayan hecho) lo que provoca esos sentimientos”.

Las personas luchan con ansiedad o depresión cuando sienten que no pueden ser quienes son. Por ello algunos, pueden llegar a una depresión clínica, abuso de alcohol y drogas u otros problemas de salud mental que necesitan tratamiento.

La felicidad y el alivio que sienten algunas personas una vez que viven en su verdadero género les permite avanzar en otros aspectos de sus vidas. 

Aquí hay algunos consejos para ayudarle a comprender y comunicarse respetuosamente con personas transgénero:

No asumas nada sobre su orientación sexual.

Si no sabe qué pronombre usar, pregúnteles. (Y si te equivocas, solo discúlpate).

No pregunte cuál es su “nombre real” o “nombre de nacimiento”.

Evite los cumplidos atroces como “Te ves como una mujer de verdad”.

No pregunte si planean tomar hormonas o someterse a una cirugía.

NUNCA pregunte qué tienen en medio de sus piernas. 

                                                                                                                                           Por: Emilia Rivera

webgrafía:

https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/orientacion-sexual-y-genero/trans-e-identidades-de-genero-no-conforme

https://www.apa.org/topics/lgbt/transgenero

https://sinetiquetas.org/2015/08/10/hola-soy-mujer-trans-y-lesbiana

Deja un comentario